Los Pastores en los Picos de Europa

Crónica del aplastamiento de los Pastores de los Picos de Europa por la cultura Dominante

Autores: Jaime Izquierdo y Gonzalo Barrena

Sirva de base su índice:

PRÓLOGO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
por Julián de Zulueta presidente de la Institución libre de Enseñanza.
PRESENTACIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
Un siglo de desencuentros entre naturaleza, sociedad y cultura
en Los Picos de Europa.
1. LOS PICOS DE EUROPA: DE UNIVERSO DE PASTORES
A PARQUE NACIONAL
1.1. El mundo temprano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
1.1.1. Entre cazadores y pastores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32
1.1.2. Mueños y castrones: los primeros ganados . . . . . . . . . . . . . . 32
1.1.3. Lenguas indoeuropeas y arquitectura megalítica . . . . . . . . . 40
1.1.4. La hora celta. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 43
1.1.5. Los pastores y Covadonga (o por qué sólo Pelayo
pasó a la historia) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
1.2. El territorio de los pastores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 52
1.2.1. Una geología “apropiada” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 54
1.2.2. Rayas, parroquias y concejos: la geografía . . . . . . . . . . . . . . . 59
a) Los concejos de Onís tiran al monte . . . . . . . . . . . . . . . . . . 59
b) Cartografía de un desfiladero: Los Beyos del Sella . . . . . . . 61
c) Las parroquias “alpinas” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 66
1.2.3. Tres modelos de cultura rupestre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69
a) Una civilización en Ándara: la majada de El Redondal . . . . . . 69
b) Cueva de Ciloña: La Hermida bajo la bóveda . . . . . . . . . 75
c) En la cuenca alta del Duje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 78
1.2.4. La majada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 83
a) Los nombres y los asientos: etimología territorial . . . . . . 83
b) Dentro y fuera de la cabaña . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 88
c) Arquitectura de pastor. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 92
1.2.5. Midios y sestiles: los otros espacios del puerto . . . . . . . . . . . 98
7
8
1.2.6. Praderías e invernales: el tiempo de las entremieses . . . . . 101
1.2.7. Los pueblos: tiempo de invierno . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 108
1.3 Una cultura a la medida. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112
1.3.1. Ingeniería de caminos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113
1.3.2. La renta del queso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 118
1.3.3. El paisaje sonoro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 130
1.3.4. De todo se vale uno. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 133
1.3.5. Etología de pastor . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 135
1.3.6. La cultura instituida . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144
2 LOS ORÍGENES DEL DESENCUENTRO
2.1 Hacia la superación de una etiqueta: el concepto
“tradicional” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153
2.2 La rocambolesca genealogía de un apartheid
cultural . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157
2.3 Cultura urbana ilustrada versus cultura rural
“popular”: El Estado contra el pueblo .. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 164
2.4 La oportunidad perdida. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 171
2.4.1 El institucionismo rural de Francisco
Sierra – Pambley y la Escuela de Villablino. . . . . . . . . . . . . 172
2.4.2 El viaje de los hermanos Juan y Ventura Alvarado
en 1911: Unos precursores en Los Picos de Europa . . . . . 175
a) Los Picos: unidad geográfica y diversidad
quesera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177
b) Propuestas para una regeneración rural . . . . . . . . . . . . . . 179
c) La visión integrada del territorio: pastos, pastores,
paisaje y paisanaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 182
d) La importancia estratégica del ganado autóctono . . . . 187
e) Modernización de los procedimientos
queseros tradicionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 189
2.4.3 La vigencia del pensamiento institucionista
de los hermanos Alvarado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 194
2.5 El marqués de Villaviciosa y el Parque Nacional
de Covadonga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 200
9
2.6 Consolidación de la perspectiva aristocrática:
la deriva exclusivista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 206
3 LA DICTADURA FRANQUISTA:
PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DEL MOVIMIENTO
CONSERVACIONISTA NACIONAL CATOLICISTA EN
EL PARQUE NACIONAL DE COVADONGA
3.1 Dios y patria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 216
3.2 La negación de la cultura rural. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220
3.3 El falso ideal de una naturaleza “salvaje”. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 224
3.4 Sólo los árboles son paisaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 230
3.5 Tecnocracia ambiental y perspectiva industrial . . . . . . . . . . . . . 232
3.5.1 El triunfo del pensamiento simple . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 236
3.5.2 El regreso de “l`esprit géometrique” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 241
a) Las repoblaciones selectivas de fauna. . . . . . . . . . . . . . . . . . 243
b) La mejora de las comunicaciones para el fomento
del turismo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 244
c) Los intentos de eliminar el pastoreo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 245
4 EL ESTADO DE LAS AUTONOMÍAS: ENTRE
LA AUSENCIA DE REFORMAS EN LA POLÍTICA
DE CONSERVACIÓN Y EL PASADO RECIENTE
QUE NOS PERSIGUE
4.1 La descentralización de la política de conservación:
El juicio de Salomón hasta sus últimas consecuencias . . . . . 256
4.2 La inercia del pasado y la falta de un discurso actualizado
sobre la conservación de la naturaleza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 261
4.2.1 Los problemas etimológicos todavía no resueltos sobre
el significado de la conservación (o por qué decimos
naturaleza cuando queremos decir campo). . . . . . . . . . . . . 268
4.2.2 Un arcaico y maduro agroecosistema preindustrial
que parece invisible . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 274
4.2.3 ¿Qué va a ser de nosotros sin las ovejas? . . . . . . . . . . . . . . . . 279
4.3. Más de lo mismo: El parque nacional de
Los Picos de Europa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 284
4.4. Las tres modas conservacionistas del siglo XX:
aristocracia, tecnocracia y biocracia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 289
4.5. Montañeros y pastores: una relación consolidada. . . . . . . . . . . . . 295
4.6. Nadie hablará de nosotros mientras estemos vivos . . . . . . . . . . . 301
CONCLUSIÓN . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 307
Hacia una nueva lógica ambiental que articule naturaleza, cultura
y sociedad en Los Picos de Europa
EPÍLOGO . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 325
Los Picos de Europa ante el reto de la sustentabilidad, por Jesús Arango,
Juan Luis Arsuaga, Manuel Castells, Aladino Fernández, Josefina Gómez
Mendoza, Arturo Gutiérrez de Terán, José Ramón Herrero Merediz, Julio Martín
Casas, Santiago Menéndez de Luarca e Ignacio Quintana
ANEXOS
1. La cultura del territorio (la naturaleza contra el campo),
por Fernando Parra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 333
2. Parques y más parques, una perversión de la idea
conservacionista, por Benigno Varillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 351
3. Los lobos en Los Picos de Europa, por Roberto Hartasánchez . . . . . 361
4. El papel de la ganadería extensiva de cabras y ovejas en la
recuperación del quebrantahuesos en Los Picos de Europa,
por Gerardo Báguena y Emma Sánchez-Castilla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 373
5. Notas socioecológicas sobre pastos y pastores en Los Picos
de Europa, por Emilio Rico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 383
6. Puertos y trashumancia en los valles de Sajambre y Valdeón,
por Manuel González Pascual. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 399

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s